segunda época






Inventario Uno.

- Planchar la licenciatura.
- Ordenar las cajas de cidís.
- Seguir matando arañas.
- Cambiar la funda de mi almohada.
- Enrolarme con los desertores.
- Avanzar sin transar.
- Domesticar al tiempo.
- Dejar todo desenchufado.
- Irme sin más.


Festivales estivales



Consciente de que nunca las segundas partes pudieron superar a las primeras, y después de unas pequeñas y merecidas vacaciones para mis ágiles dedos, daré comienzo de a de veras al que según el horóscopo chino corresponde al grandioso año del perro (el mío, guau). Un año en que además se desarrollará el Mundial Ario, y en el que conmemoraremos el nacimiento de Mozart, un califa que de vivir estaría cumpliendo sus doscientos cincuenta piticlines. En fin. Mi propósito para los primeros meses acaso peque de ingenuo: concluir la lectura de toda la obra de Bolaño. Pero como creo que cumplo el ideal socrático del “conócete a ti mismo”, sé que no lo voy a hacer. Así que sólo espero que sea un buen año.

¡Que nos vaiga bien! ¡Que nos vaiga bien! (Repetir esta frase constantemente, como Yolanda Zultana o como un mandhala desquiciado o quizás incluso como Yolanda Zultana repitiendo un mandhala desquiciado).

Provecho.

Gracias.



Otrosí: Es extraño, pero cada vez más frecuentemente me da paja llenar este rinconcillo del ciberespacio. Prefiero escribir para mí nomás. ¿Será que estoy más viejo? ¿Más funao?

Reclamos y sugerencias a esta casilla. Bye.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
picopalquelee.


1º de enero


felizañonuevo.


El culpable

  • Soy yo, el cansadorintrabajable
  • desde
  • mí mismo

Últimos

Archivos

Lazos